Cámara de Apelaciones otorga prisión domiciliaria a Froilán Peralta

83
Froilán Peralta

La Cámara de Apelaciones integrada por María Lourdes Cardozo, Sonia Deleón Franco y Fabriciano Villalba otorgó la prisión domiciliaria al exrector de la UNA, Froilán Peralta, quien fue condenado a tres años de pena privativa de libertad por el hecho de lesión de confianza.

Los camaristas revocaron el fallo de la exjueza de ejecución Silvana Luraghi, quien rechazó el pedido de prisión domiciliaria solicitado por la defensa de Froilán en noviembre del año pasado. En aquel entonces, la defensa alegó la esposa del exrector de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) se encontraba con problemas psíquicos y que recibía cuidados exclusivos de su esposo.

Además de ello, había alegado que Peralta tiene varios problemas de salud relacionados a una hernia umbilical y debe realizarse algunos tratamientos que, desde su reclusión en una penitenciaría, no podría hacer. Todo esto no fue avalado mediante alguna prueba documental de los padecimientos tanto de Peralta como de su esposa, por lo que la Juez Luraghi no hizo lugar a la solicitud de la defensa en aquel momento.

Finalmente, el día de hoy la Cámara de Apelaciones resolvió revocar el A.I. N° 1208 de fecha 29 de noviembre del año 2023, emanado por el Juzgado de Ejecución Penal a cargo de la entonces Juez de ejecución Silvana Luraghi. Sin embargo, cabe resaltar que el art. 239 del Código de Ejecución penal establece que cuando un condenado un condenado tuviera más de 70 años, estuviera enfermo de gravedad o en etapa terminal o con algún tipo de impedimento físico para valerse por sí mismo, el Juez de Ejecución podrá disponer su prisión domiciliaria. Esto será revocado en caso de violación grave de la restricción.

En su segundo párrafo, la ley establece que el Juez podrá adoptar tal medida en casos de condenados a pena privativa de libertad de hasta tres años que no sean reincidentes, si fuesen mayores de 60 años, mujeres embarazadas o con hijos de hasta un año y, cuando se tratase de los padres, consortes o convivientes de un discapacitado que no pueda valerse por sí mismo y se encuentre exclusivamente a su cuidado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí