Consejo aprueba protocolo para más transparencia en etapas de calificación

770
Consejo de la Magistratura

El Consejo de la Magistratura aprobó por unanimidad el “Protocolo de Evaluación Diferenciada a titulares de cargos”, que realiza la institución a los titulares que por fenecimiento de mandato concursan por la confirmación de sus respectivos cargos.

La resolución se da como parte del proceso de selección para la integración de ternas de candidatos. Según explicaron desde el Consejo, el objetivo principal del nuevo mecanismo de evaluación, es brindar una mayor transparencia en cada etapa correspondiente a la calificación pertinente por escala de puntajes de los aspectos cuantitativos, cualitativos y la conducta personal del magistrado.

Sobre el punto, el Dr. César Rufinelli manifestó a PDS Radio que se busca armonizar el reglamento con los nuevos procedimientos y las exigencias de transparencia, por lo que durante los meses de diciembre y enero realizaron un arduo trabajo analizando las posibilidades de mejorar el mecanismo de selección de los operadores de justicia y salió a flote la necesidad de mejorar las etapas en el sentido de que, en la evaluación diferenciada, que es el examen aplicado a los magistrados o fiscales, los magistrados deben ser evaluados en el ejercicio de sus funciones.

En ese sentido, según el reglamento, se debe otorgar hasta 200 puntos a los magistrados en un proceso de evaluación en el aspecto cualitativo y cuantitativo de su trabajo realizado. Ante esto, se ha propuesto al Consejo un protocolo que transparente el mecanismo, teniendo en cuenta que ahora se ha integrado una nueva comisión de evaluación, en la que están el Presidente Gustavo Miranda, el Dr. Enrique Berni y el Dr. César Ruffinelli. En la sesión de ayer fue aceptada la solicitud del Vicepresidente Gerardo Bobadilla para integrar dicha comisión.

“El proceso consiste en que el magistrado va a presentar su solicitud de evaluación diferenciada cuando su cargo fenezca y se someterá a consideración del Consejo todos los expedientes que tiene, va a cargar todos los expedientes en una planilla Excel de toda su gestión durante cinco años y de eso se va a hacer un sorteo, de manera pública y que será transmitido, de donde saldrán sorteados tres expedientes que serán analizados para verificar cómo fue su gestión” explicó el Dr. Ruffinelli.

Se va a realizar un análisis cuantitativo con relación a la cantidad de expedientes que tiene el magistrado, cuántos están en trámite, etc. y un análisis cualitativo respecto a si cumplió con los plazos procesales, si dictó las providencias a tiempo o si no tiene sentencias anuladas, entre otras cuestiones. Todo esto tendrá un cúmulo de 200 puntos y, si logra obtener la totalidad de estos puntos, se lo va a exonerar de rendir el examen de conocimientos específicos para el cargo.

A esto se agrega que el magistrado necesariamente tendrá que presentar todos los documentos pertinentes que avalen que no cuenta con sanción ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), el Tribunal de Ética u otras instancias receptivas que son responsables de su desempeño. Señaló que el hecho de que haya una acusación ante el JEM en contra del magistrado no se tendrá en cuenta, solo si ya hay una sanción impuesta.

“En el reglamento está establecido el puntaje que se le tiene que dar a cada uno de los criterios que luego se van ponderando; luego se eleva un informe final detallado de toda la evaluación hecha al pleno del Consejo y ahí se somete a consideración del Consejo la evaluación y votan todos los miembros. O sea, hay un triple control” refirió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí