Convenio para aplicar el expediente electrónico en el JEM

32

El presidente de la Corte, doctor César Diesel Junghanns, y el titular del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), senador Fernando Silva Facetti,  firmaron un convenio para establecer el marco de cooperación interinstitucional a fin de aplicar el Expediente Judicial Electrónico en los procesos a magistrados.

Dicho convenio tenía que firmarse en febrero pasado,  pero había sido suspendida porque el Jurado había rechazado el enjuiciamiento y ordenó el archivo de la investigación del magistrado de sentencia Fabián Weinsensee, quien, según la auditoría de la máxima instancia judicial, incurrió en un hecho irregular al autoasignarse como depositario judicial de una lujosa camioneta incautada de un supuesto narcotraficante.

Con el convenio, el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados podrá contar con la asistencia y el apoyo de técnicos de la máxima instancia judicial en los trabajos preliminares de un sistema y plataforma informática que posteriormente servirá para la implementación del Expediente Electrónico sobre Juicios de Responsabilidad del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

Además de aportar apoyo con profesionales especializados en el área de la digitalización, la Corte Suprema brindará conocimiento y capacitación a funcionarios del JEM en la administración y uso del sistema a instalarse. El desarrollo permitirá mayor eficiencia y transparencia del Jurado de Enjuiciamiento en sus actividades.

Al respecto el presidente del JEM, el senador Silva Facetti, refirió, “el sistema digital evitará que los magistrados tengan que venir o tengan que hacer innumerables copias de biblioratos, como también evitar que no se encuentren en sus oficinas o no estén atendiendo a los asuntos que hacen al Poder Judicial, previendo que la ciudadanía no reciba justicia en tiempo y forma”. “Una de las soluciones que encontramos por eficiencia en gestión y por transparencia es el uso de la tecnología y el Expediente Judicial Electrónico. 

El trabajo de equipo encabezado por el doctor Jorge Bogarín, y con asistencia del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, pretende buscar en el menor tiempo posible un sistema informatizado y en línea con la Corte Suprema, para que los magistrados tengan facilidad de litigar en los casos que son denunciados y poder seguir impartiendo justicia desde sus oficinas públicas.