Elevan a juicio causa contra hermana de Walter Galindo

90
Nayeli Ortiz Domínguez

La Juez Rosarito Montanía elevó a juicio oral y público la causa contra Nayeli Ortiz Domínguez, hermana del presunto jefe narco Walter Galindo Domínguez. La misma habría actuado de testaferro de su hermano y se encuentra procesada por presunto lavado de dinero

En razón de la audiencia preliminar, el Fiscal Marco Antonio Amarilla señaló que se ratifica en la acusación presentada por el entonces Fiscal Carlos Alcaraz. Los fundamentos guardan relación con que Nayeli Ortiz adquirió a su nombre una propiedad que pertenece a su hermano Walter Galindo, quien, a su vez, adquirió el inmueble con el producto de su actividad ilícita, o sea, la venta de sustancias estupefacientes.

Walter Galindo y su hermano celebraron un contrato de locación con relación al inmueble en cuestión, un dúplex ubicado en la Ciudad de Villa Elisa, a los efectos de disimular la identidad del verdadero dueño de la propiedad, intentando así ocultar el origen de las sumas de dinero que provenían del ilícito y, en ese sentido, existen numerosas pruebas que lo demuestran.

Por su parte, la abogada Ruth Carolina González, quien representa a la procesada, se adhirió al requerimiento conclusivo del Ministerio Público presentado por el Fiscal Carlos Alcaraz, sin embargo, señaló que el Fiscal Amarilla solo es interino en la causa y no tiene conocimiento suficiente sobre la misma y que desconoce incluso las diligencias realizadas, ya que no existe una sola prueba demás de la transferencia de un inmueble por valor de Gs. 650.000.000 que se encuentra sujeto a comiso actualmente.

La defensa solicitó la aplicación de medidas menos gravosas puesto que a la fecha la procesada se encuentra con 9 meses y 5 días con prisión preventiva, es decir que en base a la acusación presentada la misma tiene compurgada la pena mínima de conformidad al Art. 252 y 236 del Código Procesal Penal (CPP). como así también el Art. 19 de la Constitución Nacional. Además, según la defensa, con el arraigo demostrado no existiría peligro de fuga y tampoco de obstrucción a la investigación, teniendo en cuenta que la etapa investigativa ya ha culminado. El Fiscal Amarilla se opuso a la pretensión de la defensa.

“La revocatoria solicitada deviene improcedente por no haber variado la calificación provisoria de los hechos punibles acusados, sumado a ello, no se verifican en autos hechos o elementos nuevos que hayan sido incorporados y que desvirtúen los fundamentos que fueron considerados por esta Magistratura, al momento de dictar la prisión preventiva de la acusada” refiere la Magistrada en su resolución, rechazando el incidente de revocatoria de medidas cautelares interpuesto por la defensa técnica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí