Jurado blanquea a criticado juez de Ciudad del Este

0
13

El criticado juez penal de Ciudad del Este, Amílcar Marecos logró ayer su absolución en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, en donde siempre fue apadrinado por una mayoría de los miembros. El magistrado fue acusado por un particular de actuar fuera de su competencia territorial en la tramitación de un amparo sobre un inmueble, que tenía que ser tramitado por un juez de Caaguazú y no de Alto Paraná.

Pese a las pruebas documentales leídas en la sesión del órgano juzgador, que evidencia el presunto mal desempeño de Marecos, el miembro Jorge Bogarín Alfonzo, argumentó “duda insuperable” para votar por la absolución del magistrado. Esta postura fue respaldada por la ministra de la Corte Gladys Bareiro de Módica, quien incluso “increpó” al titular del JEM, el senador Fernando Silva Facetti, quien no se percató que ella primero pidió la palabra y quería argumentar a favor de Marecos. Bareiro es superintendenta de la circunscripción judicial de Alto Paraná, en donde Marecos se desempeña hace rato como magistrado.

Además votaron por la absolución, el diputado Hernán Rivas, la representante del Ejecutivo Mónica Seifart, el diputado liberal Eusebio Alvarenga y Silva Facetti.

El ministro de la Corte, Manuel Ramírez Candia dijo que está demostrado con documentos que el inmueble en cuestión está en el departamento de Caaguazú y que Marecos actuó fuera de su competencia. Votó por el apercibimiento del magistrado y esto acompañó el Senador Enrique Bacchetta.

El juez Marecos siempre fue un mimado del órgano juzgador. Ya en el 2013 fue enjuiciado por formar parte de un grupo de jueces que favoreció a procesados por tráfico de drogas. Esto fue confirmado por una auditoría de la Corte, que remitió los antecedentes al JEM. Muchos magistrados fueron destituidos y otros obligados a renunciar antes de la remoción, pero Marecos consiguió su blanqueo.

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) había solicitado informes para una investigación preliminar sobre la denuncia que realizó Mauro Barreto, en representación del Colegio de Abogados del Alto Paraná, contra el juez penal de garantías Amílcar Antonio Marecos, quien había prohibido la difusión de imágenes, fotos y vídeos relacionados a un caso de supuesto acoso sexual en Uninter.
Igualmente, en otro caso, en un amparo, había prohibido manifestarse frente a la casa de camaristas de Ciudad del Este, que favorecieron a un condenado por abuso sexual de una niña.