Ley Antichicanas: para Ministro existe desconocimiento del texto de anteproyecto

408
Alberto Martínez Simón, Ministro de la Corte Suprema de Justicia

Con relación a la Ley Antichicanas, el Ministro Alberto Martínez Simón refirió a los medios de comunicación que, a través de las críticas realizadas por varios abogados, pudo notar que existe un gran desconocimiento del texto del anteproyecto.

Explicó que el texto fue cambiado, ya que fue presentado hace ya cinco años donde efectivamente se establecían sanciones y un límite a las recusaciones, pero esa parte del texto ya fue cambiada y es totalmente distinto. El proyecto cuenta con dos artículos que hablan de la suspensión del cómputo tras recusaciones o inhibiciones y de que el planteo de excepciones y acciones también suspenderán los plazos.

“Si se recusa a un Juez o si se plantea una inconstitucionalidad por vía de acción o excepción, el tiempo que duren tanto la recusación como la excepción, va a ser descontado del tiempo máximo de la duración del proceso o del plazo de prescripción del delito. Eso es todo lo que dice, no hay sanciones para los abogados ni limitaciones a la cantidad de recusaciones que se puedan formular” explicó el Ministro.

Martínez Simón señaló que le sorprendió que distintitos representantes de los gremios de abogados emitieron opiniones desacertadas en el sentido de que se basaban en el texto primigenio, el cual cambió de manera radical y fue eso lo que se peticionó al Senado tratar.

Con respecto a que algunos abogados manifiestan su descontento argumentando que esta Ley es para justificar la “haraganería judicial” trasladando la mora a los justiciables, Martínez Simón contestó que esa no es la motivación de la Ley Antichicanas y le parece insostenible dicha afirmación, ya que sería negar una evidencia que se ve en el día a día, que son las constantes recusaciones y acciones planteadas ante los órganos jurisdiccionales con insistencia, dilatando los procesos y buscando la extinción o la prescripción de las causas.

“Cuando se recurre al argumento tan trillado de la recusación o de plantear una acción o excepción de inconstitucionalidad, muchas veces sin fundamento. La estadística nos dice que normalmente esas recusaciones se rechazan y las excepciones y acciones también se rechazan, lo que constituye eventos muy claros de dilación de los procesos” agregó el Ministro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí