Los indígenas sufren el desprecio, la discriminación y el racismo de todas las instituciones públicas dice abogado de la CODEHUPY

36


El abogado Hugo Valiente de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY) habló sobre la condena del Comité de Derechos Humanos de la ONU al estado paraguayo por violar derechos de la comunidad indígena de un pueblo Ava Guaraní en su territorio ancestral. El abogado dijo que en el Estado paraguayo si la propiedad es indígena no existe protección, se puede invadir, no existe igualdad en la aplicación de la Ley. Señaló que “los indígenas sufren el desprecio, la discriminación y el racismo de todas las instituciones públicas”.

La comunidad afectada es Campo Agua’e en Curuguaty, cuyas tierras fueron declaradas territorio ancestral desde el año 1987 y que a causa de fumigaciones intensivas con agrotóxicos por parte de empresas brasileñas productoras de soja perdieron toda la biodiversidad, recursos de subsistencia, animales de granja, cultivo y hasta sus afluentes de agua, ya que los tóxicos eran tirados en el arroyo del territorio indígena.

Valiente denunció que todas las pruebas constataron la contaminación de las tierras, pero que las empresas fueron sobreseídas y destacó que la sentencia ordena cuatro medidas, que son reabrir la investigación, sancionar a los responsables en caso de que estén identificados, indemnizar a los miembros de la comunidad y pautar medidas en consulta con la comunidad para la regeneración ambiental del hábitat.

El abogado dijo que solo se pide que los órganos del estado paraguayo cumplan la Ley y que no se solicita nada extraordinario y que existe temor o presión para hacer cumplir la ley.


Finalizó comentando que el país tiene 180 días para presentar respuestas con relación a lo solicitado en la condena ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU.