Niños abandonados son beneficiados con medida cautelar

362
Defensora Simona Castillo

Mediante la intervención de la Defensoría Pública se logró conseguir una medida cautelar para un joven de 19 años con discapacidad física y cognitiva y sus cuatro hermanos. Dos de ellos quedaron a cargo de la tía materna y los demás se encuentran bajo el cuidado de un hogar alternativo.

Pablo es un joven de 19 años con discapacidad física y cognitiva, que reside en compañía de sus dos hermanas de 4 y 7 años y dos varones de 11 y 13 en la ciudad de Yvyja’u, Departamento de Concepción. Los niños se habían criado con su madre quien luego los dejó a cargo de la abuela materna quien los cuidó debido a que su mamá se encuentra con paradero desconocido.

La abuela asumió todas las responsabilidades y los cuidados requeridos por un tiempo, sin embargo, la misma comenzó una relación sentimental con una persona varios años menor que ella y le dijo que ya no debería cuidar a los niños.

Los vecinos realizaron la denuncia por falta del deber del cuidado y la educación en contra de la madre y la abuela, ante esto la Defensora Pública Simona Castillo López tomó intervención en el caso y se constituyó hasta la vivienda del joven a fin de corroborar personalmente las denuncias. Fue así que logró confirmar que el joven y sus hermanos vivían en estado deplorable de salud, además no contaban con comodidades suficientes, sin tener acceso a la alimentación debida ni los cuidados requeridos, agregó también que no estaban escolarizados.

El Ministerio de Desarrollo había adjudicado con un subsidio al joven cuando este se encontraba bajo el cuidado de la abuela, pero según la abogada la nueva pareja sentimental de la mujer se apropió de la tarjeta por lo que ya se realizó la intervención e inhabilitación del subsidio.

Tras la realización de varias diligencias, el joven de 19 años quedó a cargo de su tía materna, quien le brinda todos los cuidados necesarios para una persona en su condición. El mismo logró ganar peso y se puede expresar mejor. Respecto a los demás niños, los mismos siguen bajo cuidado de un hogar de abrigo, debido a que, mediante estudios psicológicos realizados a los mismos, se pudo constatar que aún no están aptos para salir. De igual forma, los niños ya fueron inscritos en un centro educativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí